Defensaterapia

El mundo va como el culo. Tanto, que no siguiendo ninguna religión porque me parecen colecciones de chorradas crueles, todas, acabo siempre en la misma conclusión. Debe haber no uno, sino miles, millones de dioses muy ocupadísimos, que no dan basto para evitar tanta desgracia.

Exponerse a un mundo cruel, siendo blandito por fuera y por dentro, es comprar todos los boletos de sufrir. Es inevitable , es un campo de minas, vas a sufrir, quieras o no quieras, es la vida.La vida duele, duele todo, duele crecer, que te peguen, duelen las muelas, duele si te rompes algo, si te lesionas, si te caes, si suspendes, si te dejan de querer, todo duele tarde o temprano, duelen los gatos porque se mueren.

Duele todo. No va a crecer un mundo de florecitas en vez de minas, sólo pidiéndole disculpitas o ladrándole. Hay que hacer lo que esté en nuestra mano. Pero hasta ahí. El mundo no está en mi mano, no tengo tanta energía para tirar llorando, tengo que dosificarla ,que es finita, y la crueldad del mundo no.

El primer paso de defensaterapia es mirar para arriba y ver el pie que me pisa el cuello. Lo general es llorar mirando al suelo, pero no puedo quedarme así, ay ay , porque ganarán siempre. No hace falta que se haga nada malo para que a uno le pisen el cuello, sólo tiene que no defenderse, o no tener quien le defienda si no pudiera hacerlo sólo. Menciono ese experimento en otro “capítulo” siéntate en una silla, y déjate hacer por los normalitos. Te hacen de todo lo imaginable.

No hay silla, y no hay sumisión a la bota que me pisa el cuello.

Una vez identificado quién o qué y cómo te están pisando el cuello, hay que salir de debajo de su pie. “Por favor muy amable me deja usted salir”, no funciona.

Da igual lo que sea, si me jode,me defiendo.

Puede pasar por salir corriendo y esconderme. Es autodefensa.

No puedo explosionar y dejarlo todo asqueroso, a veces hay que huir.

La autodefensa pasa por no acercarse a los entornos y a la gente chunga. Que abundan mucho.

Esa gente que no se porta bien, no hace cosas bonitas, abusa de los demás  o no tiene ética, no se va a portar chachi conmigo por mi cara bonita. Si no puedo defenderme, procuro mantenerme lejos.

A veces me toca defenderme a tortazos en la vida. A veces puedes, a veces no. Esas cosas generalmente pasan en la infancia, pero a mi me han pegado ya de adulta, dos veces, dos desconocidos.

En la calle, gratis. Una vez me pude defender con patadas voladoras y otra vez me llevé todas las tortas de la carta.

Repetiría los dos casos. Otras veces no ha hecho falta llegar a los tortazos y las patadas voladoras. Pero se planta cara igual, porque suelen ser veces que me tengo que meter a defender a alguien, peludo, o no. Cuando me caen a mi los sopapos no aparezco yo a defenderme jjjjjj. No voy de justiciera, las cuento con una mano, de adulta.

De pequeña, me han pegado un palizón en una biblioteca delante de todo el mundo, que me miraba volar por encima de las mesas y nadie hizo nada.

Ese mismo año, un señor autobusero me dejó en medio de la nada entre dos municipios bizkaínos, con 12 años, en medio de un campo sin civilización a la vista, lloviendo como llueve allí, en cortina.

Me habían faltado 15 pesetas para pagar el tiket que había subido por sorpresa. Me dejó subir. 15 pesetas, jovenzuelos , son 0.09 céntimos, y lo he tenido que consultar. Iba a entrenar a la pista de atletismo mas cercana.

El gran desgraciado ese, paró el bus en esa masa gris mojada y me dijo, tú, bajate, hasta aquí te llega. Y nadie, del bus lleno, le tiró las 15 pesetas a los ojos. Y me bajé, y me tuve que volver andando desde algun punto cercano a Fadura, hasta Leioa bajo la lluvia, porque no me arriesgué a perderme, y me di la vuelta hacia mi casa segura. Almorranas del mundo, a él! Y al resto del bus! Entrené mucho ese día, sí. Grabado a fuego.

No esperes que venga San Pedro a defenderte, no viene. Superman tampoco. Da igual que tengas 12 años o no. Te vas a tener que defender solo, o quien te quiera y respete, escoger tus espacios seguros sólo, y la calle y el mundo no son seguros.

Las tortas no hace falta que sean físicas, como el del bus al que odiaré siempre. No es una sociedad confiable. Dosificar con precaución.

Tampoco se regala mi espacio en la sociedad, también es mía, pero sin confiar.

Si te caes al suelo la gente te ayuda. Si pareces pobre, ni te ven. Si tienes en la mano un brik, te esquivan sin verte. No es consciente, es automático y seguir patrones por inercia. Hay documentales muy muy inquietantes sobre esto. Ponerle un círculo rojo, funciona parecido, se vuelve invisible. El humano es condicionable a códigos que no percibe pero asume, y  lo que percibe no lo asume.

Por eso será que funciona la magia del disimulante, el humano atribuye propiedades gratis, sólo necesitamos un título o un símbolo.

De diez personas, seis disimulan, esperan que aparezca superman y haga algo, otro, que no sea el disimulante que mira. Tres Humanos buenos ayudan. Y uno por lo menos, no es de fiar más bien malo. Así, prevalencia al tuntún. En el bus y la biblio había más de diez personas, y de 20. Es una prevalencia optimista.

Si no me gusta el trato, no vuelvo. Y puede que te ladre.

Si veo que abusas de alguien, me voy a meter.

Si me pegas, te pego.Si puedo.

Si me insultas, me resbala. Aunque puede que te ladre.

Si te vas, no vuelvas, no hay segundas oportunidades.

Si me jodes, te puedes ahorrar las disculpitas. No hay perdón. Hay rencor eterno, estamos trabajando en ello.(es una coña al inombrable, trabajo solita)

Como en recuperar el filtro. Es un efecto secundario inesperado de la ladrarterapia, necesito reajustar los tiempos y dedicarle menos tiempo a ladrarterapia (cuando sea posible y ya no rebose) y más a bellezaterapia.Volveré a ser dulce algún día.jjjj nop. No me va a crecer dulzura. Pero filtro, conviene.

Inciso, los alemanes que veían columnas de humo salir de ciertos sitios, eran personas socialmente aceptadas. Era la materia prima del humo lo que no era correcto en su sociedad.

Esa gente, no tienen nada de especial,que su ética es condicional.

Es la misma inercia de la esclavitud y de todo proceso de abuso de poder,social, la habituación, porque ese es el trato que se le da a esa carpeta. Ya no eran personas de pleno derecho (hay que especificar,ya que  no va implícito todavíiiiiiiia ), si llevaban una estrella amarilla , o eran negros, o gitanos, o todas las demás etiquetas que aún usan hoy para clasificar humanos.

Nuestra sociedad actual no es un ejemplo de nada, siguen esterilizando a la fuerza a cierta gente ,segregando y encerrando a cierta gente y atando a cierta gente. Pero no sale humo, aún. Y si saliera, vendría Superman o SanPedro a defendernos? No. Disimularían. Habría que afilar palitos. Para defenderse.

No puedo dejar de ver esos cerdos y esas vacas ahogándose mientras el mundo disimula, total, son cerdos, son vacas, son comida. Son lo que diga el que les pisa el cuello.Pues también quieren, también duermen, somos tan parecidos que les robamos los órganos, pero nada, eh, la ética con San Pedro.

Para mi, duele todo menos lo que me dicen que me duela.

 

 

comentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s